El Estado español tiene a ERC donde quería, a sus pies…

Hace tiempo que el independentismo ha dado un vuelco importante hacia una “libertad democrática” en muchos aspectos, después del referéndum catalán la gente ha dejado de pensar en siglas y en partidos, simplemente se limitan a apostar por líderes, frases e intenciones, el reciente camnio ideológico de ERC ha llevado a muchos de sus fieles seguidores a replantearse su fidelidad partidista, y esto no es algo que no pueda chequearse de una manera rápida, simplemente mirando las respuestas de las publicaciones en las redes sociales del partido de Junqueras o de cualquiera de sus pesos pesados vemos un gran cambio.

Hasta hace unos meses, la cuenta de Twitter de Rufián, siempre muy activo en la red social, cosechaba cada día comentarios negativos y críticos de parte del “unionismo”, al pasar los meses, las declaraciones de Rufián tomaron un rumbo que denotaba una mayor preocupación por hacer de “portavoz” del PSOE que por luchar por la Independencia de Catalunya, otro hecho que colabora con este cambio en el independentismo es el hecho de insistir constantemente en un diálogo con un Estado que NO quiere hablar, ni negociar nada, un estado que simplemente de limita a “ofrecer” el 155 para ganar votos de la derecha.

El independentismo ya aprendió la lección, ya sabe de que van las “poltronas” y no se le puede engañar como hace unos años cuando en cada acto político los “aspirantes” se venían arriba gritando, libertad e independencia, ahora en cambio, nos encontramos con la situación de que un preso político ultra-religioso dirige el partido más votado de Catalunya desde la cárcel, esto es, por lo menos, una anomalía digna de estudio. Las decisiones de ERC ya no pasan por declararar la independencia, ni siquiera por mencionarla, pasan por pactar a escondidas del pueblo una amnistía, un indulto o vaya a saber que, a cambio de apoyar al 155, un 155 que no para de repetir y prometer más represión en Catalunya, que Iceta afirma públicamente que no habrá amnistía para los presos políticos, que Sánchez repite hasta el cansancio que aplicará el 155 en Catalunya y que NO habrá un referéndum de autodeterminación, pero aún así, ERC sique poniendo una y otra vez la otra mejilla, tal vez esperando que el estado español se canse de golpear al independentismo, pero ERC se olvida que lo llava haciendo durante siglos…

El estado español no es Sánchez, ni Casado, ni mucho menos Rivera

Normalmente la gente se refiere al estado español cuando habla de los líderes de los principales partidos, pero lo cierto, es que el estado español es mucho más amplio y NO incluye a ninguno de los “presidentes de partido” de turno, el estado español es algo más complejo, algunos jueces del Tribunal Supremo, expresidentes, empresarios dueños de medios o de equipos de fútbol, el BCE y lógicamente el Rey, que abarca al ejército y a la iglesia. En las próximas elecciones, ganará el PSOE, finalmente Cs o PP facilitarán la investidura, permitirán a Sánchez ser presidente, y los socialistas podrán gobernar, aplicar el 155, contentar al IBEX, también les condonarán deudas y todo volverá a ser como antes, con la diferencia que ERC habrá ofrecido su apoyo por nada, o tal vez por un pacto oculto, pero que de existir, el PSOE ya no necesitará cumplirlo para llegar a la Moncloa, porque la derecha (incluída PSOE) siempre va a una, y así será.

En este momento, ERC se encuentra intentando ocupar la izquierda española por el vacío existente a causa de la mala gestión de Iglesias y compañía, lo que tal vez no calculó ERC, es que mientras apuesta por una “estabilidad española”, en Catalunya, la gente sigue pensando en independencia, y en eso, el partido de Junqueras se ha quedado muy atrás, desde las declaraciones de Rufián en las cuales afirma NO ser independentista, hasta el intento de algunos pesos pesados de ERC de no asistir a la diada.

El problema no es asistir o no a la diada, el problema son los motivos, y el principal es evitar que la gente les diga en persona lo que ERC ha dejado de representar para el independentismo, lo que están dejando ir por una estrategia que claramente no les ha funcionado en España y mucho menos en Catalunya, mientras parte del independentismo todavía piense que votando al partido de Junqueras están votando a la izquierda, mientras otros piensen que votar a la CUP es votar a una izquierda activa, o que votar a Puigdemont no significa votar a CIU, vamos mal, muy mal.

Lo cierto es que votar a ERC, desde mi punto de vista, es votar a un partido de centro, que intenta negociar  a la desesperada con alguien que no lo hará, votar a la CUP es votar a un partido que está desapareciendo por falta de iniciativa, la CUP normalmente critica la ” inacción” de los dos grandes partidos indepes, pero no propone nada con un día y hora, para que la gente tenga un objetivo claro, por tanto, no serían tampoco de izquierdas, normalmente la izquierda es combativa, paraliza un país para evitar que suban impuestos, organiza movilizaciones, fomenta escraches a empresas, a instituciones o a políticos que no cumplen, etc, si alguien cree que la CUP es de izquierdas, es que solamente conoce la “izquierda de Catalunya”. Por otro lado, Puigdemont no acaba de “limpiarse” de los convergentes que todavía quieren conservar la poltrona a base de los nostálgicos de CIU, realmente no sé si le faltan firmas para crear un partido “indepe 100%”, o apoyos de otras organizaciones, lo que si sé es que de momento no se ha formalizado un partido que represente al “independentismo huérfano” de líderes, porque existe una gran cantidad de gente, que no se anima a dejar de votar a otros partidos porque Puigdemont todavía no ha dado el paso de un partido propio y único.

ERC ya perdió todas sus cartas, ahora solamente le queda aceptar que en España habrá un gobierno de PSOE y las derechas, que no tiene el poder de negociar nada, que en Catalunya ha perdido mucha confianza, que sus líderes serán condenados, etc, ahora lo único que le queda, es rogar que Puigdemont, Fachín y Borràs no formen una lista unitaria, rogar que el PSOE les siga prometiendo cosas que no cumplirá a cambio de nada, y por último, rogar que el independentismo vuelva a creerse todos sus discursos.

En los momentos de desesperación, el ser humano, tiende a aceptar basura como si fuera oro, y posteriormente a agradecerla, ERC actualmente está desesperada, y el único que le ofrece algo, aunque más no sea una promesa que no cumplirá, es el PSOE, que tiene a ERC a sus pies.

 

Leo Coronio

 

 

Comentaris
COMPARTEIX !