🌍 El New York Times sobre Rivera: “Rancio derechista en el ocaso”

El partido de Albert Rivera no está pasando por uno de sus mejores momentos, pero él, como político está aún peor, una gran cantidad de artículos de la prensa europea y ahora el New York Times están cargando contra el cambio ideológico del líder de ciudadanos y su giro a la derecha más radical.

El artículo titulado “Ciudadanos, o cómo hundirse sin estilo” está ilustrado por una foto bastante llamativa, se ve a Rivera haciendo un gesto de asco delante del logo de ciudadanos, elegida al azar o no es bastante descriptiva del texto que la acompaña.

Captura New York Times

El autor del artículo, el periodista argentino Diego Fonseca explica cómo se debe haber ilusionado Albert Rivera en algún momento con ser presidente de España:


“En algún momento, frente al espejo, Albert Rivera ha de haber ensayado un discurso presidencial, viéndose a sí mismo como la versión española de Emmanuel Macron, vestido de una pátina inmejorable de sigloveintiunismo. Quizás lo imaginó: el chico que creció en Granollers, la ciudad catalana donde sus padres todavía tienen una tienda de comidas preparadas, erigido en el nuevo líder de España. “

El periodista argentino también critica los acuerdos de Rivera con VOX, explicando que aunque lo niegue el “Golpe ya está hecho”, Fonseca afirma que Ciudadanos debía ocupar en centro en la política española pero que se ha convertido en un “guiso cada vez más intragable”:


“Rivera ha arrastrado al partido a su hiperpragmatismo en poco tiempo. El partido que debía ocupar el centro liberal de España, que tenía que absorber a los conservadores moderados y a los socialdemócratas defraudados del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) es ahora un guiso cada vez más intragable, asomado a acuerdos de rapiña para dirigir algunas ciudades y pueblos. “

El New York Times también hace referencia a los cambios ideológicos de Rivera y lo tilda de “Rancio derechista en el ocaso”:


“De esa misma hornada es Rivera, quien por acumular poder ha cambiado de traje ideológico cada semana. El chico ha cubierto ya todo el arco político: socialdemócrata catalán al inicio de su carrera, liberal europeísta a mitad de camino, rancio derechista en el ocaso. Lo que en los tiempos lentos del siglo XX podía tomar toda una vida a un dirigente, tomó a Rivera apenas una década y media, y aún no cumple 40 años. “

Fonseca también le recomienda a Rivera que en tres ocaciones que se haga a un lado y deje paso a otros políticos nuevos:


“La aceleración en la que ha vivido Rivera no ayuda a dirigirse al centro que reclaman los votantes de Ciudadanos. Rivera debiera repensar su camino. Si lo que importan son las ideas y no los hombres, aquel interesante prospecto de político catalán no catalanista necesita hacerse a un lado y darle espacio a otras figuras de su partido. “


“Como muchos políticos, Rivera hace malabares para presentar sus decisiones como ejercicios de moderación cuando son hijos de la tibieza y el descaro. La moderación se alcanza como producto de una discusión estratégica, formal, ideológicamente sólida. La moderación demanda introspección, saber retirarse e incluso renunciar.”




” Hoy Ciudadanos tiene más campo de acción con Rivera en el asiento trasero que al volante. Al partido aún le falta viaje pues todavía no puede separarse de la figura absorbente del chico de Granollers, pero si logra coherencia ideológica y que prevalezcan los personajes referenciales por sobre Rivera podrá tener mejor vida. “

Comentaris
COMPARTEIX !
  • 1
    Share
Ofertas Depilación Láser