🌍 El diario Holandés De Groene: “Afirmar que España es un estado democrático es cada día más difícil”

Uno de los diarios más importantes de Holanda, el De Groene, ha publicado un contundente artículo titulado “Los ministros franquistas ya no pueden ser insultados” explicando algunas de las últimas resoluciones de la justicia española referentes al “delito de odio”.

Texto íntegro del artículo:

Los Ministros Franquistas ya no pueden ser insultados

Barcelona: Afirmar que España es un estado constitucional democrático liberal como cualquier otro en Europa occidental, es más difícil cada día. Teresa Rodríguez, líder del partido de izquierda Podemos en Andalucía, debe pagar una indemnización de cinco mil euros a los herederos de un ministro franquista. Ella solo mencionó el nombre de José Utrera Molina en un tweet.

Utrera Molina fue miembro del gabinete junto con Manuel Fraga, entre otros, quienes se negaron a conceder el indulto a Salvador Puig Antich a pesar de las feroces protestas internacionales. Este joven anarquista catalán fue condenado a muerte por un tribunal militar después de un juicio falso. Puig Antich fue ejecutado el 2 de marzo de 1974. Esto se hizo a través de uno de los métodos más crueles y primitivos imaginables, el del polo de estrangulación.

Teresa Rodríguez calificó al ministro de Franco como “asesino”, dice la jueza María del Rosario Campesino Temprano. Y eso no está permitido según la jueza con el “nombre largo”. De hecho, es “ofensivo” para los descendientes del ministro que murió en 2017.

¿Qué dijo exactamente Rodríguez en su tweet de 2018? 
“Hoy hace 44 años de la ejecución a garrote vil de Salvador Puig Antich. De entre los responsables de su asesinato Fraga fundó el PP y Utrera Molina fue enterrado el año pasado al son del cara al sol por miembros del mismo partido. Ellos siguen, nosotros también”. Esta es la canción de los fascistas españoles.

La fundamentación de la sentencia dice mucho. La sentencia de muerte contra Puig Antich se pronunció de acuerdo con el ‘orden legal vigente en ese momento’. Por eso no se puede llamar asesinos a los responsables, según la jueza.

“Absurdo”, el abogado Joaquín Urías llama a este razonamiento . “La jueza olvida que la sentencia de muerte contra Puig Antich fue una decisión política de una dictadura. Ella finge que fue una decisión del estado de derecho “. Según la jueza, la condena del holocausto también puede ser calumnia, comentó la líder de Podemos, Rodríguez. El problema es que la jueza María del Rosario no es precisamente una solitaria en el aparato estatal español. Los políticos de la dictadura están sistemáticamente protegidos.

Recientemente, las nuevas directrices de la judicatura española para la interpretación de los delitos de odio, además de las ya incluidas en el código para proteger a los grupos vulnerables que a menudo están expuestos a la discriminación, ahora también se incluye la agresión contra las personas de ideología nazi.

Lex Rietman De Groene Amsterdammer

Comentaris
COMPARTEIX !
Ofertas Depilación Láser