Press "Enter" to skip to content

“¡Pondré a Trapero contra las cuerdas!” Decía Ortega-Smith… Pero la realidad fue otra

Segueix-nos a Facebook!
Comparteix
2260Shares
“¡Pondré a Trapero contra las cuerdas!” Decía Ortega-Smith… Pero la realidad fue otra
4.1 (81.95%) 41 vots

Y con esas cuerdas, Trapero le hizo un lazo de cuaresma y le propinó tal manta de hostias de correcciones y precisiones que acabó su interrogatorio bañado en sudor engominado, y noqueado bajo la mesa.


¿Y el “Major”?
Tras los titubeantes mandos de “Mossos d’Esquadra” que le habían precedido, como se esperaba, inundó de personalidad y seguridad el Supremo. 
Hoy muchos españoles celebran su intervención, y unos pocos catalanes lo tildan de traidor…


¿No han entendido nada?
Ayer Trapero, impecable, demostró haber estado en todo momento al lado de la sagrada Constitución, y haciéndolo consiguió todo lo que él podía conseguir:


1.- Salvar su culo 
2.- Auxiliar y librar a los acusados de la pena mayor de rebelión, ya que enfrentando la praxis y fidelidad policial al referéndum ilegal dejó sin brazo armado el episodio sedicioso, y aniquiló el delito por la inexistencia de violencia o acceso a armamento ninguno.


Y finalmente y a preguntas de un cada día más rutilante “Melero”, acabó su intervención con un implacable: “Puigdemont no solo no buscó influir en la postura del cuerpo, sino que expresó su comprensión invitándome a cumplir con mi obligación, con lo que:


3.- Aplana el camino del President hacia la eurocámara y su inmunidad parlamentaria.
Ante tal sangría, Marchena (¡¡¡por primera vez!!!) interrogó personalmente a un testigo, y ante un dribling del que aún no encontrado su cadera decidió, encabritado, suspenderlo todo hasta el martes ante la cara estupefacta y desencajada de la acusación en pleno.


Major, és vosté realment molt gran… Gràcies.


Lluis Carrasco

Diari Català Digital

Comparteix

Comentaris
Comparteix
2260Shares
Ofertas Depilación Láser
2260Shares