Press "Enter" to skip to content

Condenado por violar a una mujer inmigrante: “Eres una sin papeles y yo un Señor Español”

Segueix-nos a Facebook!
Comparteix
884Shares
Puntuació dels lectors


Un hombre que violó a la mujer que tenía empleada para atender a su esposa impedida en el domicilio del matrimonio en la localidad valenciana de Foios ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Valencia a 12 años de prisión por agresión sexual. Después de la agresión, el hombre le advirtió de que no denunciara ya que ella era “una inmigrante sin papeles” y él “un señor español” y le ofreció dinero, que la víctima rechazó.

De esta manera consta en una sentencia de la Sección Cuarta de la Audiencia de Valencia, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), en la que además se impone al condenado una indemnización de 6.000 euros que deberá abonar a la víctima, a la que no podrá acercase y con la que no podrá comunicarse en 15 años.

Los hechos sucedieron entre los meses de marzo y abril de 2017, cuando el hombre contrató a la víctima para que cuidara a su esposa los viernes en la vivienda del matrimonio, en Foios. La sentencia explica que el primer día de trabajo, el hombre se acercó a la cuidadora mientras esta estaba cocinando y la abrazó por la cintura “con ánimo libidinoso”. Ella rechazó el acercamiento y le recriminó su actitud, a lo que él respondió soltándola, propinándole un cachete en las nalgas y diciéndole que “llevaba nueve años sin meterla”.

La mujer le manifestó que “su única tarea era servir a la mujer de la casa”, que estaba trabajando, que no “confundiera su voluntad” y que ella “no era de esa clase de mujeres”. El tercer viernes y tras acabar la jornada, la víctima se encontraba en la habitación que tenía para descansar y en la que guardaba sus pertenencias, cuando el condenado entró armado con un cuchillo de cocina “de grandes dimensiones” y la obligó a mantener relaciones sexuales según informa 20Minutos.

Ella, “atemorizada, accedió sin ofrecer resistencia”. Después de la violación, el condenado se levantó y le dijo a la mujer que “si decía algo nadie le iba a creer”, ya que ella era “una inmigrante sin papeles” y él “un señor español” y que si denunciaba ante la Policía “le iban a deportar”, al no estar legal en España. El condenado también se sacó la cartera y le ofreció dinero, a lo que la víctima contestó que no iba a “coger dinero alguno”, ni siquiera lo que le correspondía por ese día de trabajo.

Comparteix

Comentaris
Comparteix
884Shares
Ofertas Depilación Láser
884Shares