Press "Enter" to skip to content

El “Der Standard” sobre el “Juicio del procés”: “Las acusaciones de la Fiscalía no están respaldadas por los hechos”

Puntuació dels lectors

El periódico austriaco Der Standard ha publicado un contundente artículo sobre el “juicio del Procés”, el rotativo explica las incongruencias de las acusaciones de la Fiscalía al afirmar que no se corresponden con los hechos reales, ya que las manifestaciones independentistas son de carácter pacífico y que los Mossos en ningún momento participaron en un alzamiento violento.

Texto íntegro del artículo:

Los líderes del movimiento independentista catalán tendrán que responder ante los tribunales a partir del martes.
(Reiner Wandler) (Der Standard) 11.02.19.
Traducción : Xavier Domènech


Llevan más de un año detenidos y la semana próxima el poder judicial español comenzará a escuchar a los líderes del movimiento independentista catalán. Un total de doce acusados tendrán que responder ante el Tribunal Supremo de Madrid a causa del referéndum sobre la independencia que se celebró el 1 de Octubre de 2017.

Además de Oriol Junqueras, ex vicepresidente de la Generalitat de Catalunya, detenido en noviembre de 2017, y desde entonces en espera de juicio, estarán en el banquillo de los acusados ocho ex Consellers, Carme Forcadell, ex Presidenta del Parlament de Catalunya y Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, presidentes de la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) y de la asociación Òmnium Cultural.

El President Carles Puigdemont y otros seis políticos abandonaron el país a tiempo. Ninguno de ellos puede ser condenado en España en rebeldía. Nueve de los doce acusados están acusados de “rebelión”. El resto, de “sedición”. Además, algunos son acusados de “malversación de fondos públicos”.

Según la acusación de la Fiscalía, todos ellos “habían seguido una estrategia para coordinar el procedimiento entre el Gobierno el Parlamento y las dos organizaciones independentistas” y así “romper el orden constitucional con el objetivo de obtener la independencia de Cataluña”. “Consideraron el uso de todos los medios necesarios (…) incluyendo (…) el uso de la fuerza necesaria (…) por un lado mediante el efecto intimidatorio de las acciones tumultuarias de las grandes movilizaciones que habían convocado, y por otro el uso de la Policía catalana (Mossos d’Esquadra) (…) que, en caso necesario, deberían proteger mediante el uso de la fuerza los objetivos criminales.”

Pero las acusaciones de la Fiscalía no están respaldadas por los hechos. Las principales manifestaciones fueron completamente pacíficas. Y, por supuesto, no se produjo ningún levantamiento armado por parte de los Mossos d’Esquadra, pero la Fiscalía sigue considerando el elemento de la violencia para mantener la acusación de rebelión. Exige una condena de 17 a 25 años de prisión.

La abogacía del Estado, que representa los intereses del Gobierno español, rebaja la acusación a “sedición”, i exige una condena de 8 a 12 años. El partido de extrema derecha VOX que ha descubierto el juicio como un escenario perfecto para darse a conocer y comparece como acusación popular, eleva la petición de pena hasta los 74 años de prisión. Han sido citados 500 testigos, incluyendo al ex-Presidente del gobierno Mariano Rajoy. El juicio, que se emitirá en directo por televisión, se prolongará durante tres o cuatro meses.

Protestas de juristas y profesores:

“Necesitaban construir un relato basado en falsedades situando la violencia en primer plano – aun a riesgo de caer en el absurdo – Se queja Andreu Van den Eyde, abogado defensor del ex-vicepresidente Junqueras. “El movimiento independentista cada vez es más fuerte y la acusación de rebelión tiene como objetivo frenar este crecimiento”, afirma. –

Para 120 juristas y profesores de derecho españoles, las acusaciones de “rebelión” y “sedición” son un despropósito. Esto “abre la puerta a la banalización de delitos penales “pràcticamente inéditos en una democracia y con un pasado de triste recuerdo”, según se recoge en el manifiesto que hicieron público.

El profesor Diego López Garrido, que redactó los artículos referentes a la “rebelión” en la reforma del Código Penal de los años noventa, explica que estaban destinados exclusivamente a los intentos de golpe militar. Los poderes judiciales belga, escocés y alemán tampoco observaron existencia de rebelión. Se negaron a extraditar a los políticos catalanes residentes en el extranjero.

El juicio a los presos catalanes amenaza con hundir el gobierno del socialista Pedro Sánchez en un abismo.

Necesita los votos de los partidos catalanes en el Parlamento español para aprobar los Presupuestos Generales del Estado que le permitan gobernar hasta el final de la legislatura, en 2020. En vista del proceso, los partidarios de la independencia amenazan ahora con dinamitar los presupuestos.


Manifestación de decenas de miles de personas:

Para calmar la situación, Pedro Sánchez ofreció recientemente al Gobierno catalán un nuevo diálogo.

Por primera vez un “relator” independiente se sentaría en la mesa de negociación y daría fe de lo que se habla y de los acuerdos a los que pudieran llegar ambas partes. Al menos esta era la intención. Sin embargo, el viernes retiró la oferta al ser acusado de “vender la unidad de España”, de “traición” y de “deslealtad”.

Los partidos de derechas (Pp i Cs), junto a la extrema derecha (Vox) y los neofascistas, movilizaron a 45.000 personas en una manifestación en Madrid a favor de la “unidad de España” y exigiendo la dimisión del Gobierno de Pedro Sánchez.


(Reiner Wandler) (Der Standard) 11.02.19. Traducción : Xavier Domènech

Comentaris
COMPARTEIX !
  • 378
    Shares
Ofertas Depilación Láser