Press "Enter" to skip to content

Piden dos años de cárcel a los guardias civiles que obligaron a meterse balas en la boca a clientes de un bar

Puntuació dels lectors

Dos agentes de la Guardia Civil se enfrentan a una pena de dos años de cárcel y otros dos años de inhabilitación por un presunto delito de coacciones haciendo uso abusivo de su cargo público en un bar de la localidad leonesa de Carrizo de la Ribera.

Según el relato de hechos que hace el fiscal en su escrito de calificaciones provisionales, sobre las 2.00 horas los agentes que hacían servicio en la localidad leonesa, entraron en un bar mientras la propietaria recogía la terraza, y quedando pocos clientes en el local. Una vez en el interior, los acusados conjuntamente haciendo ostentación de su cargo “dijeron que mandaban ellos”, obligando a los presentes a fumar y a apagar sus teléfonos móviles, bajando la trapa del bar diciendo que “de allí no se movía nadie”.

El “Cara al sol” como música de fondo

Posteriormente, según la secuencia de los hechos, pasaron al interior de la barra y se sirvieron bebidas alcohólicas poniendo música en el ordenador, incluido el ‘Cara al sol’. Sacaron sus armas reglamentarias con los cargadores y las colocaron encima de la barra, obligando a los presentes a introducir balas en la boca y en sus bebidas.

Además, según el mismo testimonio, uno de los dos acusados intentó abrazar y besar a la dueña del bar, diciéndole: “eres mía”. Los acusados abandonaron el local sobre las 5.45 horas.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 11 de septiembre de 2013. El juicio se celebrará el próximo 28 de febrero en el Juzgado de lo Penal número 1 de León. La defensa, por su parte, ha alegado que los hechos tanto de la acusación particular como del fiscal no se ajustan a lo acontecido.

Foto de Archivo.

Comentaris
COMPARTEIX !

Be First to Comment

Deixa un comentari

Ofertas Depilación Láser