Press "Enter" to skip to content

Un policía nacional ebrio apunta con su arma a los clientes de un bar para “ganar una discusión”

Segueix-nos a Facebook!
Comparteix
3612Shares

Durante la madrugada del pasado viernes en la sala Maruja de Coslada(Madrid) un cliente ebrio provocó el pánico . El hombre, de 30 años, era un policía nacional que estaba fuera de servicio con dos amigos.

Con varias copas encima y en un claro estado de ebriedad comenzó a discutir con otras personas. El ambiente se caldeó en exceso, el protagonista sacó su pistola reglamentaria y comenzó a apuntar a aquellos con los que había se había peleado verbalmente.

Discoteca Maruja de Coslada (Google)

Los clientes vieron el arma y cundió la psicosis entre los asistentes, ya que ninguno de los allí presentes sabían que “el pistolero” eran un agente de la Policía Nacional española, todos intentaron abandonar la sala en masa al mismo tiempo. Según fuentes policiales, el local tenía en ese momento alrededor de 200 clientes, su aforo completo.

Algunos de los que presenciaron la escena, de hecho, declararon posteriormente ante la Policía Nacional que durante el tiempo que duró todo pensaron que se trataba de un ataque terrorista. A no pocos les vinieron a la cabeza las tremendas imágenes de la sala Bataclán de París, donde en noviembre de 2015 un grupo de hombres armados irrumpió y comenzó a pegar tiros y atemorizar a los presentes. Alrededor de 80 personas murieron en aquel atentado.

Una patrulla de la Policía Nacional se presentó en pocos minutos en la puerta del local y detuvo al protagonista, que se resistió violentamente a que sus compañeros le retuvieran.

Según informa ElConfidencial, las mismas fuentes consultadas aseguran que el agresivo comportamiento del detenido duró no solo durante el momento en el que le fueron puestas las esposas, sino también dentro del vehículo policial.

El Policía Nacional luego de ser arrestado golpeó con fuerza la mampara que separa el asiento de atrás de los dos de delante del coche patrulla hasta partirla. Un incontable número de patadas provocaron la rotura de la pantalla que está puesta ahí precisamente para evitar las agresiones por parte de los detenidos.

Según las mismas fuentes, la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha retirado al agente su arma y le ha suspendido de funciones.

Comentaris
Comparteix
3612Shares
Ofertas Depilación Láser El Financial Times tria Catalunya com la millor regió del sud d’Europa per invertir
3612Shares