Press "Enter" to skip to content

El “cambio” de Rivera y Cantó: Cuando Cs también quería derogar la Ley de Violencia de Género

Segueix-nos a Facebook!
Comparteix
277Shares
Puntuació dels lectors

Mucho han cambiado las cosas en el seno del partido que lidera Albert Rivera. Hace apenas cuatro años, cuando Cs se decidió a dar el salto definitivo a la política nacional, la formación naranja defendía abiertamente la derogación de la Ley de Violencia de Género que instauró José Luis Rodríguez Zapatero en 2004.
Sin embargo, en la actualidad, Rivera y los suyos, en un nuevo “cambio de imagen”, se han plegado por completo a la defensa de las leyes de género.

El pacto inicial que han alcanzado PP y Cs para gobernar en Andalucía corre peligro tras el rechazo frontal de VOX a una de las medidas acordadas, la relativa a la llamada “violencia de género”. El texto en cuestión señala que ambas formaciones impulsarán “un Gran Acuerdo contra la Violencia de Género en Andalucía que desarrolle en nuestra comunidad los avances logrados con la aprobación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género”, dotando con recursos suficientes “todas y cada una de las medidas previstas en la ley 7/2018, de 30 de julio, por la que se modifica la ley 13/2007 de 26 de noviembre de medidas de prevención y protección integral contra la violencia de género, a fin de acabar con esta lacra social”.

Dicho punto hace referencia, por un lado, al Pacto de Estado contra la “violencia de género” que fue aprobado por unanimidad en el Congreso el pasado año y que, entre otras medidas, incluye una partida de 200 millones de euros extra al año destinada a tal fin, y, por otro, a la Ley contra la Violencia de Género específica de Andalucía, aprobada en julio, y que otorga subvenciones, amplía el concepto de “violencia de género”, incluyendo los delitos cometidos fuera de la pareja, e impone la “coeducación” de género en la enseñanza.

La reacción de Albert Rivera no se hizo esperar: “La libertad y la igualdad no se negocian”.

Esta posición, sin embargo, contrasta con el discurso que mantenía el propio líder de Cs y su cúpula hace escasos años. En las elecciones generales de 2015, el mensaje del partido naranja era muy diferente al actual, hasta el punto de que coincidía, básicamente, con el de VOX en la actualidad. Para empezar, porque su programa apostaba por sustituir la actual normativa estatal por una nueva “Ley contra la Violencia Intrafamiliar” para eliminar la distinción de penas en función del sexo y denominarla “violencia doméstica” y se hablaba de “violencia intrafamiliar”.

Carlos Pracht, entonces candidato de Cs por Cantabria, afirmaba que “es innegable que hay violencia, una violencia extrema. Ciudadanos lo que propugna es equiparar la violencia tanto machista como feminista, no sé cómo llamarla, al alza, no a la baja”.

El hoy también diputado Toni Cantó llegó incluso a denunciar en Twitter, allá por 2013, cuando todavía militaba en UPyD, que “la mayor parte de las denuncias por violencia de género son falsas. Y los fiscales no las persiguen. Las estadísticas son sesgadas”.

Éstas no son las únicas declaraciones polémicas que ha realizado al respecto. El actor valenciano también aseguró en su momento: “En 2010 se suicidaron en España 2.456 hombres, un total del 78,09% del total.. Aproximadamente el 70% de ellos estaba en proceso de separación”. Además, apoyaba aquel argumentario en unas palabras de María Sanahuja, ex decana de los jueces de Barcelona, quien decía que “hay españoles con penas de seis meses de cárcel por decir a sus mujeres ‘vete a la mierda'”.

Cantó añadía que casi el 5% de los mayores de 18 años ha pasado por procedimiento judicial por violencia de género sin pruebas, y que un tercio de las muertes por violencia doméstica en España son de hombres

Eran tiempos en los que Cs abogaba por la “igualdad” ante la ley y por calificar estos delitos como “violencia doméstica”. Su intención inicial era “igualar”(según Cs)las penas con independencia del sexo del agresor o la víctima. Pero nada de eso queda ya en el programa de Cs, más bien todo lo contrario, en las generales de 2016, ya no quedaba ni rastro de tales propuestas. Los naranjas han vuelto a cambiar de postura.

Comparteix

Comentaris
Comparteix
277Shares
Ofertas Depilación Láser
277Shares