Cataladigital.cat AMP Press "Enter" to skip to content

Era un país curioso, la mayoría de la gente inteligente dependía de un grupo de idiotas

Comparteix
47Shares

Era un país curioso, la mayoría de la gente inteligente dependía de un grupo de idiotas. Era asombroso observar como este grupo de idiotas supervisaba, controlaba y dirigía la suerte de los talentosos.

Lo increíble es que el sector de los inteligentes para contentar a los idiotas comenzaron a empobrecer sus ideas porque el grupo de idiotas no las entendía, y así poco a poco los talentosos comprendieron que la única manera de progresar en esa comarca era tratar de contentar a los idiotas transformándose poco a poco en idiotas.

La idiotización de la comarca llegó lenta e inexorablemente. Lo curioso es que este proceso no fue percibido por los talentosos, de manera que la idiotización paulatina fue un proceso que algunos contemplaban incluso con alegría. Las ideas cada vez más idiotas de los talentosos producían una enorme aceptación de parte de los idiotas, que premiaban a los talentosos idiotizados con cargos cada vez más prestigiosos.

Eduardo Tato Pavlovsky (1933-2015), sobre Argentina y quizá otros países.

Comentaris
Comparteix
47Shares
Segueix-nos!