Cataladigital.cat AMP Press "Enter" to skip to content

Cataluña y esa foto de Carles Puigdemont en el extranjero que España no quiere

Comparteix
647Shares

España: Un Estado quebrado

En sólo cinco minutos que invierte un español en detenerse a saludar a un conocido en la calle o tomar un cortado la deuda española se ha incrementado en 426.795 euros.

En una hora de su sueño nocturno ha subido en 5.121.515 euros. Ésta es la variación en tiempo real de una economía que afirman y publicitan que marcha bien.

En Marzo del 2018, el Banco Central Europeo (BCE) acumulaba bonos españoles por importe de 235.740 millones de euros de los últimos tres años.

Mientras el aparato mediático y el gobierno de la metrópoli trasladan una visión optimista y eufórica de la situación económica española, la realidad es que España es un Estado quebrado.

Esbocemos la situación de quiebra:

EL BCE seguirá realizado compras netas de activos al ritmo de 30.000 millones al mes hasta el fin de septiembre de 2018. Tras esa fecha, el ritmo mensual de compras netas se reducirá a 15.000 millones de euros hasta diciembre de 2018, y entonces las compras netas terminarán.

Es decir, en diciembre se acaba la financiación la compra de deuda española. Siendo el BCE casi el único comprador en exclusiva, además de la Banca española.

La deuda pública , según el gobierno es del 98,8% del PIB oficial. 2007 tuviese una deuda de 384.000 millones de euros y hoy de 1.185.000.000.000 de euros.
La deuda real es del 132%-136%(1.393.000.000.000), según los analistas

La cifra oficial no contempla:

a) El dinero entregado por el Estado a las administraciones públicas.
b) Los compromisos adquiridos con el sector financiero, como esquemas de protección de activos, exposición de créditos comerciales como anticipos, pagarés, garantías y deuda de las empresas públicas.
Las entidades financieras españolas debían en marzo al Banco Central Europeo (BCE) un total de 169.680 millones de euros. La banca española tiene una exposición a los bonos italianos de más de 35.000 millones de euros
Banco Santander tiene 62.637 millones en deuda española, mientras en deuda italiana alcanza los 6.108 millones.

BBVA se sitúa los 54.625 millones en deuda española y otros 9.827 millones

Bankia les sigue con 4.656 millones en bonos italianos y otros 32.129 millones en deuda pública española. CaixaBank, ostenta 34.140,18 millones en deuda española.

Banco Sabadell es la entidad financiera con mayor exposición el 70% del total, con 9.700 millones en deuda italiana y otros 9.400 en deuda española

El BCE acumula bonos españoles por importe de 241.601 millones de euros desde el lanzamiento de su programa de compra de activos del sector público en marzo de 2015.Sólo este año comprará 35 millones de euros.
En 2007 la Deuda Pública española era de 383.000 millones de euros. Se ha incrementado, en sólo 10 años y medio es de 1.185.000.000.000 de euros. 1.185.000.000.000 de euros. En 2019, para poder cubrir la deuda y el déficit de pensiones sería necesario una aportación de 13.105 euros, de media, por persona.

Cataluña y el rescate anunciado

Es conocido por el Gobierno de España que el escenario del rescate cuenta con un 80% de posibilidades de producirse en tiempo más o menos breve. Muchas son las consecuencias políticas de ese rescate, pero elijamos las siguientes.

Tras el rescate cualquiera de los dos muchachos de la ultraderechas española, tanto Casado como Ribera podrían hacerse con una mayoría absoluta con el apoyo del IBEX y la UE, quemando al gobierno de Sánchez y atando de pies y manos al centroizquierda que quedaría como culpable, responsable del crack.
Bajo un rescate Cataluña tendría mas complicada su emancipación.

Pedro Sánchez, que tiene el mandato de Merkel de resolver la cuestión catalana. ha ofertado transitoriamente transferencias a Cataluña que la aproximarían a un estado federado a España. Tras las próximas elecciones estaría dispuesto a la reforma constitucional y la desaparición de la Monarquía. Observe el lector la campaña mediática de desprestigio de la monarquía española, donde antes sólo había silencio y que pronto también afectará a Felipe VI y entorno.

Cataluña y Puigdemont saben que, o aceleran el proceso en estos meses, o un previsible rescate, hará casi imposible la Independencia.
Los dirigentes españoles también saben que, con el conflicto de Cataluña activo y en ebullición, el rescate no es viable y se retrasará.
Pedro Sánchez y el PSOE sólo serán útiles para los dirigentes europeos y su nomenclatura si cierra el conflicto catalán y evita un racimo de explosiones secesionistas en Europa.
Si observamos a la dirigencia de Podemos ha bajado el diapasón conscientes de los peligros y participes del Pacto secreto de reforma constitucional.

Por otro lado (aunque muy conectado), el gas ruso supone aproximadamente el 15% del gas que recibe Europa. En el caso concreto de la península ibérica la situación cambia porque el gas lo proporciona Argelia. En este plano entra el papel de Cataluña. Dentro de los planes de la Unión Europea existe el de crear un gaseoducto que pase por tierras catalanas y que comunique el de la península ibérica con el europeo. Eso permitiría negociar con ambos proveedores, bajar precios y crear una competencia entre ellos.

La ejecución de este proyecto podría suponer que Rusia perdiera hasta un 12% de su PIB, una cifra que rondaría los 140.000 millones de euros anuales.

¿Una Cataluña independiente, con una “subvención” de X millones de euros por parte de Rusia les saldría a cuenta a cambio de no dejar pasar ese gaseoducto?

Los conflictos comerciales y económicos entre potencias favorecen que Cataluña sea una pieza valiosa para Rusia y especialmente para frenar el gaseoducto argelino que transita por Cataluña. Es muy probable que Puigdemont muestre en breve el peso internacional en una visita sorpresa a un Estado.

Chema Hernandez Aguiar (La Colonia)

Comentaris
Comparteix
647Shares
Segueix-nos!

Noticies relacionades