Cataladigital.cat AMP Press "Enter" to skip to content

Existe la catalanofobia, simplemente es el enemigo útil de turno o ambas cosas?

Comparteix
347Shares

En los últimos días había surgido una pseudopolémica en Twitter por una publicación de Bea Talegón en su cuenta de Twitter en la cual afirmaba: “No hay catalanofobia. Quieren haceros creer que la hay para ocultar su miedo y odio a la #República. Porque saben que con ella, se les acaba el chiringuito” lo cual generó una reacción en algunos catalanes independentistas que expresaron su desacuerdo afirmando que si existía y que incluso muchos la sufren a diario.

De todo conflicto, en este caso el independentista, siempre existen varias lecturas, formas de verlo, de describirlo y de expresarlo, todo esto nace del una mezcla de intereses, conocimiento y sentimientos que sumados a la información que recibimos día a día (que no es poca) nos generan una opinión crítica y una forma de pensar sobre un tema en particular, creo que es de agradacer que personas de nuestro entorno se sientan en la obligación de decirnos “su verdad” aunque pueda no gustarnos o que no se ajuste a nuestra realidad, realidad que cada día va cambiando y que en nuestra situación, que es una montaña rusa de emociones, nos ajustamos mentalmente como podemos.

Desde mi punto de vista la catalanofobia es el resultado de llenar ese espacio que necesita la derecha franquista de crear un enemigo útil dentro de la población, para generar ese sentimiento de “Si me votas te protejo” con el cual ganan adeptos, pero esto no es de ahora, ni aquí, ni con los catalanes, ha sido siempre, es mundial, y seguirá así.

Hace años ser Vasco e independentista, era ser casi un “terrorista”, de hecho en el atentado de Atocha, la derecha se encargó de culpar a ETA cuando ni siquiera se sabía el número total de víctimas, y así mil ejemplos que todos conocemos y padecemos, también vivimos la época en la cual ser musulmán significaba ser terrorista y radical, y hoy nos tocó a nosotros, los independentistas, somos el enemigo útil de la derecha rancia.

Para la derecha española el vasco independentista es un Etarra, el Musulmán practicante es un terrorista y el catalán independentista es un golpista, separatista etc, pero no por eso hay un etnicismo generalizado en España, creo que siempre existe pero en la derecha, y por ende cada vez que por cuestiones laborales o por el motivo que sea que nos crucemos con personas de derechas estaremos ante un catalonófobo, pero también es cierto que en españa hay mucha gente que no es de derechas, y que no piensa así, y que es justo hacer un paréntesis cada vez que hablemos de catalanofobia de manera tan generalizada.

La catalanofobia existe, si, pero no es el objetivo, simplemente es la herramienta de turno, con la cual quieren hacer a sus votantes que somos el enemigo y que si nos maltratan es para protegerlos a ellos, como hicieron con vascos en su momento.

Actualmente hay una competencia entre Cs y PP en maltratar al independentismo, a ver quién dice la burrada más grande sobre nuestros líderes, competencia en criminalizar los movimientos pacíficos que exigen la libertad de los presos políticos etc, y cualquier ser humano pensante de este planeta que pase 5 minutos hablando con Oriol Junqueras se da cuenta que de de golpista no tiene nada, que de “separatista” tiene lo sentimental, y que de violento nada y menos, y es por eso que la derecha lo tiene difícil con el independentismo, porque no pueden encontrar lo que no hay, violencia, ni la habrá, con lo único que pueden ganar es generando divisió.

Creo que el objetivo del independentismo no es ni debe ser, cerrarnos en nuestra manera de pensar, somos mucho mejores que eso, creo que gracias a que siempre hemos sido un pueblo de acogida es que tenemos una mentalidad abierta, pero ahora, con todo lo que ha pasado, y nos está pasando, estamos (y es entendible) hipersensibilizados en algunos aspectos, nos duele que alguien matice en algo que para nosotros es “tan evidente” y muchas veces los seres humanos tendemos a canalizar la “descepción”, por más pequeña que sea, de una manera por la cual solo nos nace responder con una crítica, o a comenzar a desconfiar de alguien, cuando en realidad, alguien que nos brinda un punto de vista diferente, desde la educación y el respeto debería ser siempre bienvenido, equivocado o no, es respetable.

La diversidad que vemos cada día cuando salimos a la calle, es parte de nuestro “folklore” genético desde hace mucho tiempo, y es lo que somos , gente con múltiples ascendencias conviviendo en un hermoso país, Catalunya.

Podemos pensar que en España nos odian, somos libres de hacerlo, o podemos ir un poco más allá y reconocer que no toda España nos odia, o incluso podemos plantearnos porqué nos odian, y una vez identificado el problema estaremos más cerca de saber quién lo genera, y si hacemos memoria, sabremos que dependiendo los intereses de algunos, ponen y quitan enemigos a su gusto y conveniencia.

Podríamos debatir durante horas si hay catalanofobia o no, pero el objetivo es otro, y que no se nos vaya la vida a ninguno, en hacer de un matiz una polémica, hagamos del matiz una excusa para la reflexión, o dejémoslo como lo que es, otra forma de pensar, creo que el odio no es hacia lo catalán, está dirigido al independentismo (enemigo de turno), supongo que si eres catalán y no eres independentista en España serás mejor recibido por la derecha que uno de Sevilla incluso, y así hay muchos ejemplos, por esto pienso que el problema no es Catalunya, el problema es esa gente que se está despertando y quiere irse, llámese independentista, republicana, o como sea, el “problema” que tenemos los independentistas es que somos el movimiento “antimonarquía” mejor organizado que hay en el estado, y si a eso le sumamos que además queremos irnos,que hicimos un referèndum entre porras y salvajadas, que Catalunya no para de crecer y siempre a mejor ritmo que la media española, que tenemos dos lenguas, una cultura milenaria y así muchas cosas más, pues, somos el enemigo “ideal”, siempre estuvimos, estamos y estaremos, y por ende pueden usarnos cuando nos necesitan, por un puñado de votos de la caverna, pero aquí hemos estado, estamos y estaremos, cada día más y más unidos.

PD: Cuando hablo de derecha española me refiero a la caverna, a la del ” a por ellos”.

Comentaris
Comparteix
347Shares
Segueix-nos!
347Shares