Cataladigital.cat AMP Press "Enter" to skip to content

Carta abierta de un Catalán a todo el Pueblo Alemán

Comparteix
719Shares

Los alemanes sois un pueblo tan antiguo como el catalán, Alemania nace en el año 843 con la proclamación del Sacro Imperio Romano Germánico, a partir de aquí pasáis durante mil años por multitud de vicisitudes y es en el año 1871 cuando Alemania se unifica en una sola nación, pero sois alemanes desde el siglo IX.

Los catalanes al igual que los alemanes también nacemos el siglo IX y los primeros escritos en catalán los tenemos con Ramón Llull en el siglo XIII i nuestros Usatges son anteriores a la carta Magna Inglesa. Somos la nación más antigua de Europa, Pau Casals lo dejó claro en su discurso en Naciones Unidas.

Somos una nación que un día fue libre, que tiene su lengua, su cultura y sus tradiciones propias y hace 304 años, por la fuerza de la invasión y la violencia, fuimos anexionados por Felipe V, al reino de España. Las tropas de aquel nefasto y asesino rey borbón, causaron decenas de miles de muertes de inocentes ciudadanos y la represión a que fue sometida la población fue espantosa. Es por ello que los catalanes deseamos volver a recuperar nuestras libertades, es muy justo lo que pedimos, consideramos a los españoles como nuestros hermanos, no así el estado español, que nos ha tratado siempre como pueblo colonizado.

Llevamos siglos de lucha pacífica y democrática pero desgraciadamente vivimos en un Estado represor que ha obligado a nuestro Presidente Sr. Puigdemont a tener que escoger entre vivir en el exilio o pudrirse en la cárcel. Su pecado, organizar un referéndum, que por cierto, la constitución española no prohíbe.

Organizar este referéndum, ha llevado al estado español a mostrarnos su rostro más duro y fascista, atacando de forma cruel y despiadada a una población pacífica que solo pretendía votar.

Afortunadamente el Sr. Puigdemont se encontraba en Alemania en el momento en que el juez español tramitó la orden de extradición.

Ustedes han podido comprobar, que las inculpaciones del juez español, eran una farsa llena de mentiras. ¿Dónde estaba la violencia? Evidentemente en la policía española, nunca en los ciudadanos catalanes o sus dirigentes. ¿Dónde está la malversación? Evidentemente en el estado español que destinó más de 100.000.000 de euros en reprimir a sus ciudadanos catalanes, mientras que el gobierno de Catalunya no destinó ni un solo euro en la organización de dicho referéndum. Fueron las aportaciones voluntarias de los ciudadanos y el trabajar a coste cero lo que posibilitó este referéndum.

Hay quien dice, pero en Alemania no sería posible este referéndum, bien cierto, en Alemania todos son alemanes y la gente de Frankfurt no somete a los de Baviera, ni viceversa, no hay ningún land superior al otro. En España si, los catalanes no somos considerados españoles, nos llaman polacos, hacen todo lo posible para impedir la enseñanza de nuestra lengua, sufrimos una discriminación en las inversiones del estado. Nuestra autonomía esta fiscalizada al céntimo. Simplemente estamos sometidos.

Los jueces alemanes pueden comprobar lo que acabo de decir, solo tienen que leer lo que ha escrito el juez español, ni tan siquiera se ha molestado en redactar una pieza jurídica consistente. Simplemente dice, mándeme al Sr. Puigdemont y lo justifica con un sinfín de mentiras. Deplorable, es el comportamiento del colonizador, que se cree el dueño del colonizado.

En estos momentos en España se respira odio y rencor contra Alemania. ¿Saben porque? Sencillamente, ellos se consideran que son los amos de los catalanes y no aceptan interferencias o que alguien no les deje ejercer como tales.

Catalunya es un país que siempre se ha sentido muy unido al pueblo alemán, principalmente en su cultura y en el campo del trabajo y las innovaciones. En el Siglo XIX se fundó la asociación española de amigos de Wagner, ni un socio español, todos catalanes y por cierto, desde prácticamente su inicio grupos de catalanes asisten anualmente a los festivales de Bayreuth. Wagner es un ídolo de los melómanos catalanes.

También la medicina catalana, conocida y apreciada en todo el mundo, bebe en el siglo XIX de los grandes médicos alemanes, los médicos catalanes son los primeros en traducir los libros de medicina alemanes, como Wirchow y los hospitales pioneros en Catalunya como el hospital de Sant Pau, siguieron el ejemplo constructivo alemán.

Y han sido los catalanes quienes han traducido las grandes obras literarias alemanas y somos grandes consumidores de la literatura germana. En el año 1957 se inauguró el Instituto alemán tanto en Barcelona como en Madrid, ustedes mismos lo pueden comprobar, verán la inmensa diferencia de alumnos que han estudiado alemán en Catalunya en comparación con la Capital de España. Somos un pueblo amigo, hasta el punto, que en los años 60, una población catalana, Calella, era conocida como Calella de los alemanes. Y actualmente millones de ciudadanos alemanes nos visitan y muchos viven y conviven entre nosotros. Estoy seguro que Alemania no tiene en toda Europa, un socio tan fiable y serio en negocios e industria como Catalunya.

Alemania es el país más solidario de Europa, es todo un ejemplo en la acogida de refugiados y es la nación que más organizaciones tiene en defensa de los derechos humanos, los catalanes también somos un pueblo extraordinariamente solidario, somos el número uno en donaciones de órganos de toda Europa y los que más refugiados acogemos. Esta solidaridad que sentimos con el pueblo alemán hace que estemos profundamente tristes viendo el comportamiento de España, se respira odio contra los alemanes, por el simple hecho de que unos jueces alemanes, tomasen unas decisiones totalmente democráticas y justas.

Sepa el pueblo alemán que los catalanes condenamos estos comportamientos tan anti democráticos . Nos sentimos profundamente solidarios y unidos con el pueblo alemán. Por ello tanto alemanes como catalanes,podemos decir conjuntamente aquella frase del evangelio: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.”

Pere Plans Girabal

Comentaris
Comparteix
719Shares
Segueix-nos!

Noticies relacionades

5 Comments

  1. Ivan Ivan

    Fíjate en un curioso detalle: Ellos eligieron (sin saberlo) a un genocida. Cuando se dieron cuenta y acabó la guerra, lo prohibieron, lo asumieron y se adaptaron.
    Aquí tuvimos un golpe de estado. Y los más gilipollas del país siguen queriendo que resucite.
    Fíjate qué diferencia. ¿La ves o no la ves?

  2. Un altre català indignat Un altre català indignat

    Les paraules parlen per les persones i els fets ho fan pels pobles. Els colonialistes no entenen, està fora de llur capacitat, un impensable, és quelcom impossible, de comprendre que un determinat col·lectiu no desitgi pertànyer al seu august imperi. És inconcebible, fins el punt que, si fos menester, caldrà corregir a la minoria de torn. Ells, que en saben més, són un poble agraciat per Déu i tots els sants, ens reconduiran als catalans al camí correcte, com han fet en la inacabable llista de països tradicionalment democràtics que, arreu del món, són l’evidència de per on ha passat Espanya (!)

  3. MAGM MAGM

    Todo este discurso de alabanzas al pueblo alemán me parece muy interesante, pero sólo quiero recordar un pequeño detalle que diferencia al culto y prestigioso pueblo alemán respecto al tan denostado y criticado pueblo español: el pueblo alemán fue el que democráticamente eligió al genocida y asesino de masas más letal de la historia, una mancha imborrable que nunca se le tiene en cuenta al tan honorable y siempre puesto como ejemplo pueblo aleman; en cambio el democrático y honorable pueblo español (este si que lo es de verdad) cuando tuvo un dictador y genocida (que no le llegaba ni a la suela del zapato en cuanto a bestialidad e inhumanidad al aleman) fue como consecuencia de un golpe de estado a la fuerza y no por la elección y voluntad democrática del pueblo como en el caso de la bestia Hitler, padre de los alemanes.

  4. Anònim Anònim

    Santa veritat, amen!!!!

  5. Enric equidistant Enric equidistant

    Pere Planes, quines analogies més simplistes!
    Crida l’atenció com òbvies el període del tercer Reich. Voldries també una solució final per algun grup ètnic. Això últim és una provocació, però siguem una mica ponderats.

Deixa un comentari

719Shares