Cataladigital.cat AMP Press "Enter" to skip to content

Carta de una catalana abducida: “El día que me convertí en Republicana”

Comparteix
2599Shares

Me llamo Arlet. Tengo 2 carreras universitarias. Un postgrado y un máster. Soy madre de 2 niños en edad escolar. Tengo 46 años y soy hija de un aragonés y de una catalana.
En mi casa siempre se han hablado las 2 lenguas de forma fluida, natural y sin dilemas de índole ideológico. En mi familia jamás se han respirado símbolos independentista, ni se han defendido posturas políticas. Nunca había asistido a ninguna manifestación independentista hasta este 20 de Septiembre y ni siquiera me sabía el himno nacional de “Els Segadors”.

Soy apolítica y por mi profesión, psicóloga, me considero una persona contenida y medianamente moderada…

Sin embargo desde este pasado 1 de Octubre… la “Estelada” catalana hondea día noche desde mi ventana. Mis chaquetas muestran sin complejos un lazo amarillo. Y cada día desde hace un par de meses me reúno delante del ayuntamiento de mi ciudad para tocar, junto con otros músicos, algunas melodías, como el “Cant dels ocells” de Pau Casals, para pedir en íntima comunidad la libertad de los presos políticos.

Alguien se puede preguntar entonces, ¿y porque?, ¿y porque te has vuelto Republicana?

Y la respuesta es bien sencilla. Por que no me han dejado ninguna otra salida.
Cuando sientes que tu gobierno lucha por tus derechos, pero hay un tribunal constitucional a merced de un régimen que boicotea cualquier anhelo de progreso. Cuando ves cómo tu estatuto de autonomía, que se ocupa de garantizar tus derechos, es burlado por unas firmas compradas por el Partido Popular, el partido más corrupto de Europa, encabezado por el indiciáriamente delincuente, M punto Rajoy. Cuando ves que te empiezan a cerrar páginas web sin órdenes judiciales. A registrar centros de envíos postales para requisar tarjetas censales. Cuando se pone en marcha toda la maquinaria anti-democrática de un estado en el que confiabas, donde todo vale: palizas, porrazos, encarcelamientos “express”, cambios de jueces a dedo, competencias cruzadas, aforados con protección vulnerada, exiliados políticos, barra libre para los manifestantes violentos ultra-derechistas y causas generales ante el pacifismo del independentismo…

Cuando presencias la persecución del único medio de comunicación público, TV3, que logra superar todos los controles y cánones de pluralidad e imparcialidad… (Auditado por entidades externas). Cuando ves que no sólo se señala a nuestra escuela, modelo de éxito mundialmente reconocido, sino que además se la acusa indiscriminadamente de adoctrinamiento, se crean páginas web especificas desde organizaciones como Sociedad Civil Catalana, que anima (si si…anima)… a denunciar masivamente a los profesores, por cualquier ínfimo motivo. Indicando en su formulario que las denuncias serán anónimas, y especificando que una misma persona puede hacer tantas denuncias como le plazca, aunque haga muchos años del supuesto incidente). Cuando todo esto sucede, ante el silencio cómplice del resto de españoles y de la UE, me hace pensar que hay toda una estrategia en marcha, para deshumanizarnos, para encontrar problemas donde no los hay y para criminalizar no algo concreto, sino directamente LO QUE SOMOS.

Es intolerable vivir en un un “supuesto” Estado de Derecho, donde se encarcela a pacifistas, tirititeros y raperos, mientras M punto Rajoy y su pandilla de delincuentes siguen campando a sus anchas por el congreso de los diputados. Es indignante que este grupo organizado de ladrones, que gobiernan vaciando las arcas del estado, no se hayan pronunciado todavía ante la brutal agresión del 1 de Octubre hacia mi pueblo, hacia MI GENTE….

Cuando uno es testimonio de tanta injusticia… ¿Nos queda alguna otra opción mas que empezar a andar hacia un futuro mas esperanzador, donde por fin no se nos intente aplastar a golpes de 155. Se respete nuestra voz. No se nos intente descabezar (como alardeaba Soraya de Santa Maria) o desinfectar (Josep Borrell), como si fuéramos ciudadanos de segunda, por no venerar una bandera (muy digna), pero que a día de hoy está prostituida y manchada de sangre, por un gobierno que asfixia a su pueblo de norte a sur de la península (con un escarnio especial por Cataluña y su disidencia), y con un rey que nos ha intentado seducir con la versión borbónica de ese “a por ellos” de la guardia civil?

¿De verdad alguien se sorprende del crecimiento masivo del independentismo?

¿A alguno de vosotros os apetecería pertenecer a un país que se os aporrea por salir a votar?. Sin discriminar edad. Ni sexo. Ni origen. Ni causa. SIMPLEMENTE… A POR ELLOS.
¿Os gustaría que se os silenciara bajo el paraguas de un golpe de estado, ilegal e ilegítimo, llamado 155 (el cual solo se creó para poder ordenar a los gobierno autonómicos que es lo que deben hacer, en caso de excepción), pero en ningún caso, le daba legitimidad a liquidarlo de la noche a la mañana, tal y como ostentosamente presume Soraya de Santa Maria, burlándose de la Generalitat y de todas nuestras instituciones, refiriéndose a ellas y a su “Estado de liquidació”. Vergüenza. Solo me nace gritar “VERGÜENZA”.

¿Os habéis preguntado cómo os sentiríais si el gobierno central de vuestro país, no sólo os intentara hundir, encarcelar y liquidar, sino que además os humillara en público, con el beneplácito y los aplausos de vuestros conciudadanos?

¿A alguno le apetecería permanecer en un país así?

A mi personalmente, se me han quitado todas las ganas de seguir perteneciendo a un estado que me aporrea por querer votar. Que se burla de mi desgracia. Que me amenaza con su cuerpo armado, y que por último retuerce las leyes a su antojo, poniendo de manifiesto la precariedad del estado de derecho así como su separación de poderes.

Os animo a que os informéis a través de las redes sociales. No os pido que leáis prensa catalana. Buscad fuera. Artículos internacionales. Observadores neutrales. Nutríos de otras fuentes que no sean el mono-relato de Ana Rosa Quintana, la Griso o los medios de comunicación del régimen del 78.

Activad vuestro cerebro y vuestro pensamiento crítico y revelaros también, porque en realidad no somos mas que títeres a merced del IBEX 35, “Made in Spain”, eso si.

España, UNA,GRANDE Y ” LIBRE”. Aunque lo de libre… En fin

Por todo esto y por mucho mas que vendrá, hoy reivindico mis ideas republicanas y trabajo para dejar un país mas justo, mas democrático y mas sostenible para mis hijos.

Ojalá todas las naciones de España gritarais tan fuerte como la catalana. Ojalá la lucha contra la monarquía y el régimen del 78 fuera unánime por parte de todos nuestros pueblos, y quien sabe, si eso sucediera, si ya no necesitaríamos gritar “Independencia”, sino trabajar unidos por una República común, donde la justicia y el estado de derecho pudieran restaurarse y ofrecer un nuevo proyecto, digno y respetuoso, para la pluralidad de las diferentes naciones de España.

Mientras esto no suceda, ni apunta a que vaya a suceder, esta madre doblemente licenciada con un postgrado y un máster, hija de aragonés y de catalana, amante de los paisajes de Galicia y Asturias, devota de la grandeza de Andalucía y enamorada de la ciudad de Madrid, seguirá haciendo sus caceroladas nocturnas durante los vergonzosos discursos del monarca rey, seguirá pidiendo por la libertad de los presos políticos y por el fin de la brutal represión que hoy vive Catalunya.

Ojalá todas las naciones de España gritarais tan fuerte como la catalana.

Por Arlet Martín
Diario16.com

Comentaris
Comparteix
2599Shares
Segueix-nos!

Noticies relacionades

Be First to Comment

Deixa un comentari