Press "Enter" to skip to content

Golpe de Estado en nombre de la ley

Segueix-nos a Facebook!
Comparteix
276Shares
Puntuaci贸 dels lectors

El gobierno m谩s corrupto, sostenido por un partido al que los jueces consideran una presunta asociaci贸n de malhechores, anunci贸 ayer un verdadero golpe de Estado, dice que para defender la legalidad, la Constituci贸n y el Estado de derecho. Una legalidad arbitraria e injusta, una Constituci贸n que el mismo PP ataca con tan pocos miramientos como cuando sus fundadores franquistas votaron en contra de ella, y un Estado de derecho sin separaci贸n de poderes pues es el mismo gobierno que ignora el Parlamento, tiene al poder judicial a su servicio y controla todos los medios de comunicaci贸n. O sea, un poder corrupto y dictatorial anuncia un golpe de Estado que perpetrar谩 en cuanto el Senado (que tambi茅n controla con mayor铆a absoluta) d茅 el visto bueno a una aplicaci贸n del 155 mucho m谩s all谩 de sus previsiones, en realidad, un art铆culo 116, un estado de excepci贸n no declarado.

Para esta nueva fechor铆a cuenta con el apoyo del Rey y de los otros dos partidos din谩sticos, C鈥檚 y PSOE. El respaldo ya expreso y reiterado del Monarca ha convertido a la Corona en parte beligerante en el conflicto y liga su suerte al m谩s que dudoso triunfo del golpe. Al igual que su bisabuelo, el Rey se ha aliado con la dictadura. Tendr谩 su mismo final.

En cuanto al respaldo de los otros dos partidos din谩sticos, el de C鈥檚 se daba por descontado. Ahora tambi茅n lo est谩 el del PSOE que, en tres meses (de julio a octubre), ha pasado de rechazar el 155 a apoyar fervorosamente su aplicaci贸n, de pedir la dimisi贸n del de los sobresueldos por la corrupci贸n y la catastr贸fica gesti贸n del conflicto catal谩n a convertirse en su m谩s firme apoyo. Al extremo de que el PP se vale de S谩nchez como su portavoz exterior. El PSOE justifica este disparate invocando la 鈥渞az贸n de Estado鈥, como si el Estado cuya raz贸n invoca no fuera el de la tradicional oligarqu铆a par谩sita, nacional-cat贸lica y catalan贸foba que est谩 en el origen mismo del conflicto. Este servilismo le har谩 perder el escaso apoyo que ten铆a en Catalu帽a y mucho del que conservaba en el Estado. Es una de las facetas del desastre que el independentismo catal谩n ha ocasionado en la izquierda espa帽ola, incapaz de articular alguna alternativa al uso de la fuerza bruta.

La intervenci贸n anunciada por el bloque nacional espa帽ol, en realidad, sigue siendo una baladronada por ver si la Generalitat retrocede y no es necesario pasar a mayores. Entre otras cosas porque no sabe c贸mo hacerlo, no est谩 claro si puede y menos aun si la UE lo va a permitir. El gobierno quiere ca帽onear la Generalitat, pero el pago de la deuda y la prima de riesgo le han mojado la p贸lvora.

Dicen los golpistas que no se suspende la autonom铆a catalana (en realidad, el 155 no lo permite) sino que se limitan a sustituir sus cargos por otros designados a dedo en Madrid. Es una mentira tanto m谩s irrisoria cuanto que, siendo innecesaria, ha puesto de relieve la condici贸n colonial de Catalu帽a que el nacionalismo espa帽ol siempre ha negado. Al gobernar el Principado desde Madrid, lo tratan como una colonia y dan la raz贸n al independentismo cuando reivindica el derecho de autodeterminaci贸n por considerar Catalu帽a una colonia. Y lo es. El bloque nacional as铆 lo confirma.

Otras mentiras adornan esta decisi贸n demencial (demencial en la actual situaci贸n de Espa帽a), como la de que la intervenci贸n ser谩 m铆nima. Al contrario, quiere ser m谩xima, pues se propone destituir al govern en pleno, clausurar de hecho el Parlamento, controlar las fuerzas de seguridad y adue帽arse de los medios de comunicaci贸n p煤blicos para ponerlos a su servicio. De los jueces no hablan porque ya los tienen. Intervenci贸n m谩xima, un golpe de Estado civil en toda regla. Apoyado por el PSOE que ha pasado tambi茅n de acusar a la Generalitat de golpista a serlo 茅l mismo.

Dice el bloque que todo acabar谩 en tres meses, cuando se haya restaurado la normalidad y se convoquen elecciones. Una normalidad que solo 茅l rompi贸 con el hostigamiento a los indepes antes del refer茅ndum y la jornada de vandalismo policial durante la votaci贸n el 1/10.

Probablemente, adem谩s, esas elecciones no se celebrar谩n y mucho menos cuando los golpistas las prev茅n. Hasta es posible que haya elecciones generales antes en Espa帽a que en Catalu帽a. Es una de las cartas de Rajoy para prolongar su mandato con un posible triunfo electoral por mayor铆a guerrera y abrumadora. Desde luego,las auton贸micas no se celebrar谩n o no lo har谩n en la fecha prevista porque, como ya supon铆a ayer Palinuro, la Generalitat no va a ceder.

Despu茅s de la cavernosa amenaza de Rajoy, aplaudida por sus palmeros, el gobierno recibi贸 una m煤ltiple respuesta desde Catalu帽a que apunta a la confrontaci贸n, unida en la consigna que se coreaba ayer en la enorme manifestaci贸n en Barcelona contra el encarcelamiento de los dos Jordis: No pasar谩n. A m谩s de alg煤n socialista le estar谩n zumbando los o铆dos de verg眉enza. No pasar谩n.

Despu茅s de la manifestaci贸n, las distintas instituciones hicieron p煤blica su posici贸n:

Los mossos d鈥檈squadra no aceptar谩n ser dirigidos por otros mandos que los de la Generalitat.

La mesa del Parlamento no aceptar谩 ninguna merma en sus funciones ni dar谩 un paso atr谩s.

El govern tampoco aceptar谩 su destituci贸n ni ninguna medida que recorte sus competencias.

TV3 no aceptar谩 ser intervenida por direcci贸n alguna que no sea la de la Generalitat.

La CCMA (la Corporaci贸n Catalana de Medios Audiovisuales) tampoco aceptar谩 la intervenci贸n.

Este frente institucional est谩 respaldado por una movilizaci贸n masiva de la sociedad catalana en defensa de sus representantes y actitud de desobediencia generalizada, desde los ayuntamientos a las escuelas, pasando por los servicios p煤blicos, con un horizonte de huelga general. Para controlar eso ser铆a necesaria una verdadera ocupaci贸n militar, cosa que el bloque espa帽ol no puede permitirse.

No saben en d贸nde se han metido. En un escenario de uso de la fuerza y la represi贸n violenta contra una sociedad que ejerce la desobediencia y la resistencia pac铆fica en defensa de sus representantes a los que quiz谩 haya que encarcelar, como ya se ha hecho con los dos Jordis. Ello provocar谩 m谩s reacci贸n social y m谩s violencia de parte del Estado que puede acabar teniendo que decretar el toque de queda en las calles, para silenciarlas. Una perspectiva sin salida que obligar谩 a la UE a intervenir forzando una negociaci贸n que ya solo puede hacerse en torno a dos posibilidades, las 煤nicas viables: un refer茅ndum de autodeterminaci贸n pactado o la independencia de Catalu帽a sin m谩s, tambi茅n negociada, por supuesto.

En su comparecencia, el MH hizo ver que el lunes o el martes se proceder谩 a votar en el Parlamento la DI hasta ahora en suspenso. Obs茅rvese que el relato independentista sigue siendo ganador: se declara la independencia despu茅s de que el bloque nacional haya activado el golpe de Estado v铆a art铆culo 155, puesto que este se ha anunciado sin esperar a di谩logo alguno, para lo que a煤n dispon铆a de dos meses.

Breve flexi贸n sobre la gran ausente en este conflicto: la otra izquierda no independentista pero con visos revolucionarios, la espa帽ola de Podemos y la catalana de los Comunes. Sus angustias y ambig眉edades te贸ricas y su evidente irrelevancia pr谩ctica la han dejado al margen de la historia, empujada hacia delante con la mirada vuelta hacia atr谩s, como el 谩ngel de Klee/Benjamin. La prevalencia del eje nacional sobre el social en el que cifraba todas sus esperanzas la ha aplastado y ha sido incapaz de tomar ejemplo de la CUP (de cuya vitola izquierdista nadie duda) que ha entendido perfectamente el sentido de esa historia: la emancipaci贸n nacional como requisito para la social en un marco republicano.

Eso, en Espa帽a, hoy, es una revoluci贸n.La 煤nica que hay.

Publicado por Ram贸n Cotarelo

Comparteix

Comentaris
Comparteix
276Shares

Be First to Comment

Deixa un comentari

Ofertas Depilaci贸n L谩ser
276Shares